ADICAE ha detectado préstamos al estudio de entidades financieras con intereses por encima del 10% y advierte de las campañas de promoción de crédito de las apps bancarias entre el público joven, aprovechando las dificultades económicas de las familias y el encarecimiento de la educación

La asociación de consumidores de bancos, cajas y seguros, ADICAE, advierte de las agresivas campañas de captación de las entidades financieras para incitar a los estudiantes a adquirir préstamos, sobre todo a través de sus app bancarias y vinculados al estudio en fechas cercanas al inicio del curso universitario. Unos productos que, en muchos casos, pueden alcanzar intereses cercanos la 10% y comisiones poco beneficiosas para los intereses de los consumidores más jóvenes.

ADICAE ha analizado los préstamos al estudio que ofrecen las principales entidades financieras españolas y las condiciones que aplican para observar que un consumidor que adquiera este tipo de productos puede llegar a pagar una TAE por encima del 10%. Algunos de estos préstamos, incluso, ofrecen tipos de interés de hasta el 15%. Teniendo en cuenta que actualmente el Banco Central Europeo está prestando dinero a los bancos al 0%, se trata de un producto en el que el banco obtiene una rentabilidad altísima por prestar dinero a los consumidores. Según los datos de ADICAE, la TAE media para los préstamos al estudio en España de cara al curso 2021-2022 se situaría en el 7,68%.

Según los datos de ADICAE, la TAE media para los préstamos al estudio en España de cara al curso 2021-2022 se situaría en el 7,68%

Además de los altos tipos de interés que ofrecen algunos de estos créditos, también hay que tener cuidado con las comisiones. Aunque en la mayoría de los anuncios de préstamos al estudio aparece destacado su ausencia, desde ADICAE se recuerda que en muchos de los productos se incluye la comisión mínima legal del 0,5-1% por amortización anticipada del préstamo. También, en el caso por ejemplo de los productos de Banco Sabadell o Banco Santander, es necesario afrontar una comisión de apertura de entre el 2,25 y el 3%. Y eso sin contar posibles productos vinculados.

El encarecimiento de la educación superior, una puerta de entrada para los bancos

Según datos del curso 2020-2021, el precio medio de la matricula en una universidad pública en España se sitúa en 1.030 euros (17,18 euros el crédito), una cifra que se mantendrá para este curso después de que el Ministerio de Universidades haya anunciado la limitación de precios públicos para las tasas universitarias de este curso. En el caso de los máster públicos, el precio asciende hasta 1.350€ y 2.700 euros en función de su duración.

Aunque el importe varía en función de la Comunidad Autónoma, que es quien se encarga de fijar el precio medio del crédito universitario, supone un desembolso importante para muchas familias, a lo que hay que sumar en muchos casos, los gastos derivados del traslado a otra ciudad para estudiar: alquiler de piso, transporte, comida, etc. Y todo esto sin entrar en los precios de las universidades privadas, donde el montante anual puede oscilar entre los 10.000 y los 20.000 euros.

El precio medio de la matricula en una universidad pública en España se sitúa en 1.030 euros, a lo que hay que sumar gastos derivados por traslado, alquiler, transporte o comida, en muchos casos

Ante esta situación, muchas entidades bancarias ofertan productos específicos dirigidos a estudiantes y sus familias con los que ofrecen financiación para poder costear sus estudios. Se trata, en definitiva, de créditos al consumo “personalizados” en función del perfil usuario para hacerlos más atractivos y fomentar su contratación. Como suele ocurrir en este tipo de productos, es la propia entidad la que se dirige al consumidor destacando el importe prestado, el amplio plazo de devolución o la teórica ausencia de comisiones. Sin embargo, es necesario acudir a la letra pequeña para comprobar como, según el préstamo, podemos encontrar comisiones por apertura, amortización anticipada, o tipos de interés por encima de la media.

Mejor acudir a opciones más ventajosas

Desde ADICAE recordamos a los consumidores jóvenes y a sus familias la necesidad de leer con detalle las condiciones contratadas los préstamos al estudio y comparar ofertas antes de su adquisición. Además, recuerda que siempre es preferible optar y reivindicar soluciones más ventajosas para el estudiante como las becas públicas del Ministerio de Educación o ayudas al estudio de las propias entidades educativas.

Además, ADICAE insiste en la necesidad de una regulación más exhaustiva por parte de supervisores como el Banco de España y el Ministerio de Economía para evitar que los bancos incluyan condiciones abusivas para la concesión de créditos a estudiantes, aprovechándose de la delicada situación económica de muchas familias.

Abrir chat
1
💬 Consulta tus dudas de consumo
Hola👋
Si tienes cualquier consulta o duda sobre consumo puedes hacerla por aquí