Los neobancos atraen a usuarios, sobre todo, en épocas de vacaciones, por su oferta de no cobrar comisiones por retirar dinero en cajeros ni por usar la tarjeta en el extranjero. Desde ADICAE se aconseja a los consumidores prestar especial atención a las características propias de los distintos neobancos e insta a informarse sobre las condiciones que ofertan para así contratar productos financieros de manera segura.

Desde hace unos años, se ha producido un aumento del número de consumidores, sobre todo público joven, que elige bancos digitales o neobancos frente a los bancos más tradicionales para guardar su dinero y tramitar sus pagos.

Banca digitalEntre sus ventajas, ADICAE señala que ofrecen productos muy básicos, permitiendo hacer todas las gestiones con aplicaciones móviles muy simples. El consumidor puede abrir una cuenta y solicitar una tarjeta sin ir a una oficina.

Con la llegada del verano, muchos consumidores se decantan por los neobancos por sus ofertas de productos sencillos y totalmente digitales y, sobre todo, por sus ventajas para viajar. Como ha podido corroborar ADICAE, muchos de estos neobancos ofrecen a sus usuarios, entre otras cosas, la posibilidad de abrir una cuenta en otro país, así como realizar transferencias, retirar dinero en cajeros hasta cierto límite o usar la tarjeta en el extranjero sin comisiones, lo que facilita su movilidad dentro del territorio europeo.

Los neobancos durante el coronavirus

La crisis social y sanitaria causada por el coronavirus ha acelerado un cambio de hábitos de consumo entre los usuarios, entre ellos, el de productos y servicios financieros, y por lo tanto, ha impulsado el papel de los neobancos como alternativa a la banca tradicional por su carácter 100% digital.

Según algunos estudios, las medidas de confinamiento trajeron consigo un cambio en los hábitos del consumidor, reduciendo en España hasta un 68% la retirada de dinero en efectivo de cajeros.

Pero ADICAE advierte que el hecho de que la mayoría de neobancos cuente con un IBAN de otro país puede acarrear algunos problemas para el consumidor, ya que existen algunos inconvenientes a la hora de domiciliar ciertos pagos porque el dinero del usuario se encuentra en la práctica en otro país, aunque este tenga domicilio fiscal en España.

ADICAE ha podido constatar que en los últimos meses usuarios de neobancos como N26, inmersos en procesos de ERTE, han tenido problemas a la hora de cobrar las prestaciones por desempleo porque la entidad no tiene cuenta operativa en la Tesorería General de la Seguridad Social. Al no ser la persona beneficiaria de una cuenta española con IBAN ES, sino de otro país, el sistema de la Seguridad Social no reconoce que el banco esté inscrito en el convenio de la TGSS.

Con y sin ficha bancaria

Los neobancos, como tal, son entidades financieras 100% digitales que cuentan con ficha bancaria. ADICAE destaca que la ficha bancaria es una garantía de que estas entidades están controladas por el banco central de su país de origen y, por lo tanto, están cubiertos por el fondo de garantía de depósitos de dicho país.

Pero, por otro lado, la asociación avisa que el consumidor puede encontrarse con neobancos sin ficha bancaria, los llamados “challenger banks”, los cuales funcionan más como una cuenta monedero, ya que no pueden hacer uso del dinero del cliente para conceder préstamos a otros usuarios o para invertir en productos financieros. En este caso, el usuario podrá operar a través de una tarjeta de débito con el dinero que ingresa en una cuenta corriente, pero no podrá solicitar un crédito.

Por ello, desde ADICAE se recomienda al consumidor conocer de antemano con qué tipo de banco va a suscribir el contrato para elegir el que más le convenga para satisfacer sus necesidades.

La alfabetización digital, primordial

ADICAE reitera que, si bien los neobancos pueden ofrecer, frente a la banca tradicional, un mejor producto y más rentable para el consumidor por su rapidez, gracias a los procesos automatizados, la flexibilidad de operar donde y cuando el usuario quiera, y la mayor competitividad, no abarcan la totalidad de los consumidores, ya que existe una brecha digital que aleja a un segmento de la población de aprovecharse de los beneficios que entregan los entornos digitales.

Neobancos banca digital

Con el fin de reducir la brecha digital, desde ADICAE se insiste en que debe ser la banca la que asuma la alfabetización digital porque la nueva realidad de las finanzas ha sido impuesta por los bancos.

Para ADICAE solo con formación e información el usuario estará preparado para acceder a todas las posibilidades que las nuevas tecnologías le ofrecen, evitando los posibles peligros, y por lo tanto, podrá convertirse en un consumidor crítico, solidario y responsable.

Por ello, la asociación propone que todos los consumidores se formen para poder tomar decisiones responsables y críticas a la hora de contratar algún servicio bancario, de ahorro o inversión, de seguro o pagos electrónicos. Así, pone a disposición de cualquier consumidor y usuario cursos online que entregan todas las herramientas para que sean capaces de aprovechar todas las oportunidades de este nuevo entorno y disipar dudas y miedos respecto a las nuevas tecnologías. Para acceder a la amplia oferta de cursos, deben ingresar en formación.adicae.net.

Abrir chat
1
💬 Consulta tus dudas de consumo
Hola👋
Si tienes cualquier consulta o duda sobre consumo puedes hacerla por aquí