Ante la duda, no te endeudes por el “Black Friday” y el “Cibermonday”

Más de la mitad de los consumidores opta el método de pago de tarjetas de crédito y en algunas ocasiones desconocen si estas son tarjetas revolving

Casi el 50% dictaminan que gastaran la misma cantidad que el año anterior

En el sondeo realizado por ADICAE a más de 1100 consumidores con el motivo del “Black Friday” y el “Cibermonday” los cuales, el 75% consideran que un gran número de las empresas ofrecen ofertas desleales y engañosas, menos un reducido 15% que considera que no, ya que la ley no puede permitir este tipo de prácticas y más del 90% valora evidente la campaña de marketing y el bombardeo publicitario que sufren en las semanas antes de esta fecha.

Algunos hacen hincapié no solo en la televisión y medios convencionales, sino en la publicidad que les llega online, descuentos personalizados en algunas tiendas donde ya han consumido, productos que se ofrecen mediante metadatos (por palabras o necesidades que tu dispositivo reconoce de tus actos cotidianos) y reconocen que sienten la necesidad de comprar productos que saben que realmente no necesitan

Tal y como hemos advertido desde ADICAE, efectivamente existen ofertas reales, pero es habitual que existan variaciones muy abruptas en los precios de un mismo producto, durante incluso, los días inmediatamente anteriores al Black Friday (llegando a aumentar su precio un 100%, para a posteriori, ponerlo en su precio original – o incluso más caro- para que parezca una oferta que “el consumidor no pueda rechazar”)

Más de la mitad de los sondeados eligen la tarjeta de crédito como medio de pago para estas compras. Según la EFF (encuesta financiera de las familias) las tarjetas de crédito son el producto que más está incrementando el nivel de endeudamiento de las familias desde 2020.

Muchas de estas tarjetas tienen como opción el fraccionamiento del pago en diferentes mensualidades. Está hecho así, para que no duela gastar, pero el consumidor termina por pagar cuantías mayores por el mismo producto. Esto, unido a la intrínseca necesidad de gastar que se inculca en la mentalidad de los consumidores, hace peligrar los bolsillos de muchas familias

Por otra parte, proliferan las llamadas tarjetas revolving, que incrementan exponencialmente los intereses hasta límites estratosféricos, sometiendo a los consumidores a verdaderos dolores de cabeza.

Es importante observar la tendencia del 23% de los sondeados que reconocen consumir durante estos días solo con dinero que han ahorrado a tal fin. De esta forma el consumidor se asegura de pagar un precio que él quiere pagar, de planificar sus compras y comparar los precios para saber si la oferta es legítima o no, y de pagar un precio final acorde al valor real del producto, sin engaños ni prisas.  Este consumidor pagara lo que quiere, por el producto que quiere, y sin aumentar el precio del mismo por encima de su valor de mercado.

Casi el 50% han declarado que gastarán igual que el año anterior frente al 41, 6% que dictamina que gastará menos. Pese a la inflación que tenemos en la actualidad, los consumidores continúan consumiendo en gran medida, sobre todo en estas fechas.

De las personas sondeadas el 50% eligen realizar las compras en el establecimiento durante estas fechas, parece a mantenerse una tendencia realizar las compras in situ, ya que permite al consumidor cerciorarse de todos los pormenores que pueda traer el producto.

 

Consejos para las compras del “Black Friday” y “Cibermonday”

  1. Planifica tus compras
  2. Compara los precios
  3. Preguntante si de verdad necesitas el producto
  4. Paga con el dinero que tengas ahorrado, NO pidas créditos o financies tus compras ya que acabarás pagando más por el mismo producto
  5. Ojo con los bancos, ofrecen también ofertas de financiación que de nuevo elevarán los costes del producto

 

Estrategias para evitar el fraude con medios de pago online

  • Antes de nada, ten paciencia, entendemos que es fácil y cómodo comprar por internet, pero es precisamente por ello que caemos en algunas trampas.
  • No te fíes de páginas que no ofrecen información sobre quién está detrás ni facilitan su contacto.
  • Sospecha de tiendas que tengan mala estética o textos mal traducidos
  • Ten cuidado al contestar tus correos electrónicos y al pinchar en los enlaces, metete en la página web oficial y realiza desde allí tus compras. No compartas tus datos personales ni de tu tarjeta.
  • Revisa habitualmente tus cuentas bancarias
  • Utiliza solo una tarjeta con pequeñas cantidades de dinero o una tarjeta virtual, minimizando el impacto en caso de fraude.
  • Desconfía de ofertas muy jugosas, es posible que sean mentira

 

Abrir chat
1
💬 Consulta tus dudas de consumo
Hola👋
Si tienes cualquier consulta o duda sobre consumo puedes hacerla por aquí