“La vista del juicio de las preferentes de Bankia ha permitido confirmar el carácter masivo y orquestado del fraude que requiere una solución colectiva“, como ha señalado Manuel Pardos, presidente de ADICAE. De hecho, el juez ha desmontado la intención de Bankia de analizar cliente por cliente y ha confirmado que el caso requiere un análisis colectivo, apoyándose en otra operación en masa como la de las cláusulas suelo.

Precisamente estos dos fraudes bancarios están protagonizando las jornadas jurídicas ‘La acción colectiva en España’, que ADICAE celebra con expertos para debatir sobre las vías de mejora de la acción colectiva como arma de defensa de los consumidores.

 El principio del fin de la etapa negra de la banca española 

“Hoy ha quedado claro que la estafa de las preferentes no estaba resuelta, como han querido hacer ver Goirigolzarri o el propio Gobierno, que con sus injustos arbitrajes dejaron sin solución a la mitad de los afectados“, ha añadido Pardos. De los 2.143 afectados que defiende la asociación en este proceso (el mayor contra Bankia), han asistido más de 500 a una sala que se ha quedado pequeña.

“Ayer fueron las cláusulas suelo, hoy las preferentes y mañana las comisiones en los cajeros de CaixaBank, parece que la banca española no tiene fin en sus fraudes”, ha recordado Pardos. “La banca solo puede salvarse haciendo Justicia si quiere tener la confianza de los clientes y jugar el papel que debe jugar en la economía debe ser transparente y con un trato justo a los consumidores. Esperamos que sea el principio del fin de la etapa negra de la historia de la banca en España”, ha señalado Pardos.

La cantidad media defraudada es de 30.000 € por cliente (lo que lleva a 64 millones el total a recuperar en este caso). En cambio, Bankia solo incluyó en su arbitraje a aquellos que tenían menos de 10.000 €, lo que a su vez incumplió con criterios tan absurdos como, por ejemplo, si el afectado tenía estudios o no.

El tribunal ha aceptado todas las pruebas presentadas por ADICAE, que además ha solicitado el efecto extensivo de la sentencia para que cualquier afectado, haya reclamado o no, pueda beneficiarse.

 Bankia: Nula transparencia, nula colaboración 

El juicio habría quedado visto para sentencia si Bankia no se hubiera negado a presentar dos pruebas solicitadas por ADICAE, lo que ha llevado al juez a ordenar a la entidad a que las aporte antes del 14 de septiembre. A partir de esa fecha será cuando se fije una única sesión para que cada parte presente sus conclusiones.

En concreto, Bankia se ha negado a mostrar el argumentario interno con el que la Dirección daba las instrucciones y estrategias a seguir por las sucursales para vender el producto fraudulento, y el sistema de bonus e incentivos con el que se premiaba a los empleados que más preferentes colocaran. Sin duda es “la gota que colma el vaso de la soberbia y la nula transparencia que Bankia ha mostrado desde el principio“, lo que evidencia que, muy a su pesar, las preferentes aún no están resueltas.

ADICAE espera que la resolución siga el camino de la reciente victoria de la asociación contra las subordinadas de Caja Madrid, donde se declaró la nulidad de los contratos por la abusividad, no solo de la comercialización, sino de las condiciones generales de contratación, cláusulas gemelas a las que figuran en los contratos de preferentes.

Abrir chat
1
💬 Consulta tus dudas de consumo
Hola👋
Si tienes cualquier consulta o duda sobre consumo puedes hacerla por aquí