La Comisión Europea ha analizado los productos y servicios financieros de toda la UE a través del Eurobarómetro, un estudio basado en las respuestas a 16 preguntas de 27. 862 europeos de los 27 estados miembros. España marca una clara diferencia respecto al resto de los países miembros en la defensa de los consumidores frente a sus bancos… o mejor dicho, en el intento por defenderse.

Violación de derechos de los consumidores, marca España.

Nuestro país destaca como el más propenso a denunciar sobre el incumplimiento de sus derechos con un 70% de los encuestados. Sin embargo, el informe de la comisión, no especifica si es debido una actitud más proactiva por parte de los españoles en la defensa de sus derechos o de una mayor vulneración por parte del sector bancario de la integridad financiera de los consumidores en comparación con el resto de países europeos.

Esta falta de concreción por parte tanto del organismo europeo es contínua en un estudio con buenos datos estadísticos, pero con un análisis vago, lleno de un optimismo impropio por parte de un supervisor que debería estar poniendo el foco en las necesidades de los ciudadanos en vez de adular al sector financiero.

Al ver que tus derechos estaban siendo vulnerados, ¿denunciaste la situación? (% “denunciaron” por país). (Eurobarometro)

Lo mismo ha sucedido con el Banco de España a la hora de recoger la información, que no solo no hizo hincapié en los datos que respectan a España, sino que tampoco hizo ninguna crítica a la realidad que se desprende de los datos. El supervisor español trata de mantener un perfil bajo, en un momento, en el que su capacidad como defensor de los consumidores queda en entredicho, incluso por ellos mismos. Hace pocos días reconocían que van a contratar a una empresa privada para poder hacer frente a las denuncias que reciben contra las entidades financieras y el gobierno trabaja en una Autoridad Financiera Independiente que se haga cargo de las denuncias de los consumidores por el mal funcionamiento del Banco de España en este aspecto.

La proporción de encuestados que sintieron que se violaron sus derechos financieros básicos y que se quejaron al respecto al proveedor, a una autoridad nacional competente o a una organización de consumidores, varía considerablemente entre los Estados miembros. Austria, Finlandia, Malta, Luxemburgo y Alemania son los siguientes en la lista, todos, con una diferencia respecto a España de un 10% menos de consumidores afectados, llegando a marcar una diferencia de casi 40 puntos con  Letonia.

Aproximadamente, uno de cada cinco europeos dice que se violaron sus derechos financieros, por ejemplo, al abrir una cuenta bancaria, realizar pagos o solicitar un préstamo. Entre ellos, el 42% no presentó una denuncia. Estos datos muestran un claro síntoma del mal funcionamiento de los canales de reclamación y defensa de los derechos de los consumidores financieros en toda la UE.

Destaca el dato sobre las entidades a las que acuden los consumidores frente a la situación de vulneración de derechos. El 48% de los españoles acude al propio banco, tan solo un 14% acude a una entidad nacional competente. Entendemos en el caso de España como entidad nacional competente al Banco de España, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones (DGSFP).

Esta información viene a reforzar una realidad ya conocida, la absoluta ineficacia que presentan los actuales mecanismos de reclamación a los que tienen acceso los consumidores españoles.

Abrir chat
1
💬 Consulta tus dudas de consumo
Hola👋
Si tienes cualquier consulta o duda sobre consumo puedes hacerla por aquí