Este tipo de seguros generalmente son a prima única y para un determinado sector de ahorradores: los estén en disposición de destinar una gran suma de dinero a este producto, ya que si la cantidad de dinero destinada a Renta Vitalicia no es muy elevada, apenas se notará su efecto como complemento a la jubilación pública debido a la escasa rentabilidad que ofrecen.

 Desventajas de los Seguros de Renta Vitalicia 

Imposibilita que los ahorradores destinen esas plusvalías al ahorro con otros productos más líquidos y con mayores rentabilidades y además impide que los consumidores puedan diversificar los ahorros y moverlos a otros productos.

El gran problema de la Renta Vitalicia es la falta de liquidez que muestra. En caso de que el consumidor desee rescatar ese dinero sufrirá penalizaciones. La mayoría de los Seguros de Renta Vitalicia generalmente van referenciados a un índice fijo que da una rentabilidad fija, sin embargo algunos están referenciados a bonos o acciones, y la rentabilidad dependerá de la evolución del mismo, es decir, es una lotería.

En la mayoría de las ofertas de Seguros de Renta Vitalicia se abren ventanas de liquidez de un porcentaje, que se estipulan en el contrato, no por ley, por lo que puede variar en la negociación. Por ejemplo, si se quiere recuperar el dinero a los 10 años sólo se rescatará el 90%; a los 20, el 95%, etc.

Aparentemente con esta medida el Gobierno beneficia a las entidades financieras, en vez de a los consumidores. Desde que se desvinculó las pensiones públicas del IPC el poder adquisitivo de los jubilados ha disminuido y no es de recibo que desde el Estado quiera aprovechar la oportunidad para favorecer los planes de pensiones privados, incentivando los Seguros de Renta Fija, como complemento a la jubilación. Sin una modificación fiscal de salida beneficiosa para los pequeños ahorradores, la propuesta es incompleta.

Existe además el peligro de que mediante el incentivo de los seguros de Renta Vitalicia se comiencen a comercializar de manera masiva con el consiguiente riesgo de que se repitan los errores cometidos con la comercialización de Participaciones Preferentes, el mayor fraude al Ahorro de este País, que ha secuestrado los ahorros de cientos de españoles.

Otro punto que no ha dejado claro el Gobierno es que pasará en los casos en los que el tenedor del Seguro de Renta Vitalicia fallezca antes de percibir la totalidad de los ahorros invertidos en este producto.

Abrir chat
1
💬 Consulta tus dudas de consumo
Hola👋
Si tienes cualquier consulta o duda sobre consumo puedes hacerla por aquí