La iniciativa hecha pública por la CNMV para identificar los diferentes tipos de productos de ahorro-inversión que se ofertan por las entidades financieras puede acabar convirtiéndose en una nueva salvaguarda para la banca al comercializar de manera masiva y fraudulenta productos tóxicos entre los consumidores.

Ya en su día otro instrumento similar (el “test de idoneidad” que impuso la normativa europea MIFID) derivó en un agravamiento de los problemas y abusos sobre los consumidores, al emplearlo las entidades como justificación manipulada de que el cliente contrataba a sabiendas de los riesgos que comportaban productos como las participaciones preferentes.

Por ello ADICAE considera por si sola insuficiente la propuesta de la CNMV de clasificar los productos financieros por riesgo mediante colores para garantizar la protección del consumidor. Esta medida planteada de forma aislada no se constituye en garantía para los consumidores, y no supone sino una nueva medida de garantía para la banca y no para los usuarios.

De esta forma el código de colores diseñado puede convertirse en una herramienta que habiendo contratado el consumidor sin la suficiente información infunda una falsa seguridad sobre los riesgos reales del producto.

Independientemente de la relatividad de los criterios utilizados para realizar la clasificación de dichos riesgo, mediante los cuales los Bonos Estructurados se consideran menos peligrosos que las acciones para los ahorradores conservadores, ADICAE entiende que por sí sólo “el semáforo” no va a cumplir el objetivo de proteger a los consumidores y que tampoco habría evitado el fraude de las preferentes de haberse aplicado antes, independientemente de que algunos productos por sus características complejas y riesgos deberían de comercializarse sólo entre inversores profesionales y de sector.

ADICAE plantea la necesidad de implementar medidas que supongan verdaderas garantías para los consumidores, como la prohibición de ofertar determinados productos complejos entre el público en general, mientras refuerza su actuación de formación financiera de los consumidores intensificando las actividades de su “Aula Online de Educación Financiera” (http://educacionfinanciera.adicaeonline.es/) , una Plataforma virtual de acceso gratuito que la Asociación lanzó en 2013 para impulsar la cultura financiera de los consumidores y de la que miles de consumidores se sirven para mejorar su posición a la hora de acudir a las entidades bancarias.

Abrir chat
1
💬 Consulta tus dudas de consumo
Hola👋
Si tienes cualquier consulta o duda sobre consumo puedes hacerla por aquí