España es el séptimo país de Europa que más comida tira a la basura. En 2019, los hogares españoles desperdiciaron 1.352 millones de kilos de alimentos y bebidas, un dato que estima que un 42% del desperdicio alimentario se origina en casa. Por su parte, el 39% del desperdicio se origina en la fase de fabricación, un 14% en la restauración y un 5% en la distribución. Ante esta situación, ADICAE aprovecha el Día Internacional de Conciencia de la Pérdida y el Desperdicio de Alimentos, que se celebra el 29 de septiembre, para poner en valor la economía circular y el papel fundamental de los consumidores para hacer posible otro modelo de consumo. Asimismo, la Asociación defiende el papel de los consumidores en la lucha contra el cambio climático. 

Durante los meses de confinamiento provocados por la crisis sanitaria del covid-19 el desperdicio alimentario se redujo un 14% en los hogares españoles, según el Ministerio. La cuarentena provocó que los usuarios planificaron mejor sus compras y aprovecharon más los alimentos.

Asimismo, esta crisis sanitaria y económica ha aumentado la preocupación de la ciudadanía por la implementación de hábitos más saludables y por un cambio sustancial de los hábitos de consumo como motor de cambio hacia una economía más sostenible: la economía circular.

La economía circular está presente en el día a día de los usuarios. Incorporar este concepto a los hábitos de consumo puede dar respuesta al reto de desligar el crecimiento económico del agotamiento de recursos naturales. Además, aporta una mirada crítica hacia los modelos tradicionales de producción y consumo que siguen pensando que existe un planeta de repuesto.

ADICAE señala que, para hacer real este cambio, es fundamental aumentar la concienciación de los consumidores y su papel proactivo en esta transición hacia una economía más justa y sostenible. A través de la toma de conciencia colectiva y la organización en la defensa de los derechos se podrán exigir marcos regulatorios y de control claros, políticas públicas eficaces y prácticas empresariales transparentes y responsables.

En este sentido, la preocupación de los consumidores por los hábitos de consumo sostenibles ha hecho que el mercado tenga que adaptar sus productos a esta demanda, aunque en ocasiones se queda únicamente en una acción de marketing sin contenido real sobre el producto o servicio que promocionan, el denominado greenwashing.

Contra un consumismo irracional y compulsivo, ADICAE promueve mediante sus talleres y actividades la formación de los consumidores para dar paso a un consumo responsable y a nuevos modelos de negocio.

La Asociación considera que se debe ejercer un consumo consciente y ético y contar con unos consumidores críticos, responsables y solidarios que tengan claro que otro consumo es posible. Además, destaca la importancia de los consumidores en la lucha contra el cambio climático, quienes pueden y deben ser parte de la solución a la situación de emergencia climática.

En el reto climático, asegura ADICAE, se debe dar voz a los consumidores y conseguir que sean agentes activos en la transformación hacia una economía verde. Esto no significa descargar en exclusiva en ellos la responsabilidad en la lucha contra el cambio climático y un modelo de consumo más justo, esta responsabilidad debe ir acompañada de prácticas empresariales responsables y políticas institucionales justas.

Así, ADICAE apuesta por informar y formar a los consumidores en un nuevo modelo de producción que mira hacia un futuro más sostenible y solidario. Por ello, ha puesto en marcha un proyecto de economía circular destinado a todos aquellos usuarios que han decidido cambiar sus hábitos de consumo y se muestran preocupados por el exceso de consumo, la universalidad del uso de plásticos, la obsolescencia programada, el desperdicio de alimentos y el desaprovechamiento energético.

Economía circular en un escenario de crisis económica y sanitaria

Como se ha mencionado con anterioridad, la situación sanitaria y económica provocada por el COVID-19 ha hecho que la preocupación por la salud y los hábitos saludables se sitúen en un primer plano. Ahora, los consumidores están analizando qué modelo de consumo les es más favorable y se les plantea el reto de cómo minimizar el impacto de la crisis económica en los hogares.

Por ello, ADICAE ha lanzado este proyecto que busca fomentar y reforzar los hábitos de consumo responsable, la alimentación saludable y la economía circular en el conjunto de los consumidores, así como facilitarles las estrategias y acciones necesarias para modificar hábitos domésticos cotidianos en relación al consumo.

Los objetivos de esta iniciativa son:

  • Informar y formar sobre el consumo sostenible y la economía circular como herramienta para amortiguar los efectos de la crisis económica provocada por el covid-19.

  • Fomentar el acceso al consumo de proximidad a precios asequibles.

  • Fomentar hábitos de alimentación y consumo saludables en esta situación de crisis sanitaria y económica.

  • Sensibilizar sobre la reducción del uso de plásticos en todos los hábitos de consumo.

  • Conseguir la participación crítica de los consumidores en discernir prácticas comerciales de greenwashing de los productos y prácticas realmente saludables, sostenibles y circulares.

  • Informar y formar sobre la obsolescencia programada en los bienes de consumo, a favor de un consumo consciente y crítico.

Con el desarrollo del proyecto se pretende que exista un consumidor más formado, capaz de modificar sus hábitos de consumo en la compra y los hogares hacia otros más saludables y sostenibles, al tiempo que se promueve su rol activo en la implementación de estrategias circulares para fomentar la redes de producción de cercanías, las energías sostenibles y la reutilización de bienes y productos, entre otros.

Actividades del proyecto

En el marco de esta iniciativa se llevará a cabo un encuentro para analizar la necesidad de realizar un consumo circular y sostenible para propiciar un mayor ahorro en los hogares y un impacto positivo en la economía nacional y mundial.

Durante el desarrollo de esta jornada se hablará sobre qué papel juega la economía y el consumo circular en la promoción de hábitos más saludables, cómo puede la circularidad mejorar la economía de los hogares en periodo de crisis y qué efectos positivos puede tener la economía circular vinculada al consumo en la recuperación económica.

También se organizarán 17 encuentros territoriales con el objetivo de analizar y estrechar la relación de los consumidores con los productores, así como las posibles mejoras para el acceso de los mismos a dichos productos al mejor precio. La situación actual ha recordado a los consumidores la necesidad de reforzar el acceso a los productos de mayor calidad y cercanía a menor escala.

Además, se realizarán 3 talleres de ‘Basura cero en tu compra: reduce, reutiliza, recicla’ sobre cultura alimentaria y hábitos sostenibles. Es una actividad que tendrá una primera parte divulgativa de conceptos y hábitos saludables y circulares en el hogar y otra parte de carácter práctico, con cocina, recetas y exposición de productos. Todas estas actividades serán desarrolladas de forma hibrida, es decir, se podrán seguir de manera presencial y online mediante inscripción.

Guías y materiales informativos

Por otro lado, con este proyecto se elaborarán distintos tipos de materiales entre los que destaca una guía de compra y consumo de alimentación saludable cuyo objetivo es guiar al consumidor no iniciado en la adquisición y consumo de productos de proximidad, sostenibles y saludables sin invertir mucho tiempo ni mucho dinero. Asimismo, la guía incluirá claves de precios y calidades e iniciativas sociales y solidarias como la compra colectiva y otras cooperaciones entre consumidores.

También se está preparando una guía práctica del fomento de un nuevo consumo como lección tras el covid-19. A raíz del confinamiento han surgido importantes iniciativas solidarias relacionadas con el consumo y la sostenibilidad que pueden ser extrapoladas al conjunto de los consumidores para promocionar los hábitos saludables, sostenibles y solidarios. Así, esta guía recopilará estas experiencias para darle difusión entre los consumidores.

Además, se distribuirá un cuaderno práctico sobre el greenwashing en la venta de productos y servicios que hacen uso de reclamos de lo sostenible y/o saludable. Este material servirá de herramienta al consumidor para discernir correctamente en la compra de dichos bienes y servicios detectando las prácticas de greenwashing.

ADICAE invita a todos los consumidores interesados en la economía circular y en el cambio de modelo actual a hacer el seguimiento del proyecto, así como de la actualidad en esta materia a través de la web de otroconsumoposible.es.

Abrir chat
1
💬 Consulta tus dudas de consumo
Hola👋
Si tienes cualquier consulta o duda sobre consumo puedes hacerla por aquí