Desde su fundación, esta asociación ha defendido la idoneidad de la acción colectiva, que se ha mostrado como la más eficaz y vuelve a reclamar la aprobación definitiva de la directiva europea que busca hacerla todavía más eficiente.

“ADICAE organiza la reacción de los consumidores frente al abuso de los gastos hipotecarios”; “ADICAE comienza a organizar a cientos de ahorradores pequeños accionistas del Popular”; “El juicio de las preferentes de Bankia ratifica la premeditación del fraude masivo diseñado por la cúpula de Caja Madrid”; “ADICAE logra que se devuelva el dinero cobrado de más por las cláusulas suelo en una sentencia que va más allá que el Supremo”; “ADICAE reclamará la devolución de lo cobrado en las comisiones por descubierto tras la sentencia del Supremo”; “ADICAE demanda a 45 entidades por las abusivas cláusulas suelo”; “ADICAE moviliza a más de 30 mil consumidores por toda España para protestar por los fraudes y abusos bancarios”…

manifestación adicaeDetrás de cada uno de estos titulares de prensa, elegidos del innumerable fondo de armario de esta asociación, se encuentran miles de ciudadanos.Se encuentran, en realidad, miles de usuarios y consumidores que en algún momento de su vida fueron víctimas de un engaño, de un abuso, de un fraude, de un sobrecoste, de una injusticia, de un problema, en definitiva, que iba más allá de ser un contratiempo individual por afectar a un grupo de numeroso de usuarios y consumidores, que se vieron inmersos en los mismos contratiempos, la misma impotencia inicial, las mismas dudas sobre las posibles vías de reclamación y la misma, por qué no, desgana de iniciar un procedimiento extrajudicial o judicial de manera individual ante un gigante, como pudiera ser la banca.

Pero también, detrás de cada uno de esos titulares se encuentran usuarios y consumidores, que decidieron dar un paso adelante ante los ofrecimientos de ADICAE para formar una acción colectiva con la que hacer frente a un determinado conflicto común y entendiendo la fuerza que como grupo se puede ejercer ante una injusticia, que entendieron cómo la experiencia de unos jugaría en beneficio de otros y que, al final del proceso, comprendieron las ventajas que una acción colectiva conlleva, no solamente al colectivo involucrado, sino a toda la sociedad.

Ejemplo de ello hay muchos en la historia de ADICAE, pues la acción colectiva, judicial o extrajudicial, está en su el propio ADN de esta asociación y así lo reflejan sus propios estatutos al señalar entre sus objetivos el “defender el derecho de los consumidores y usuarios a la protección jurídica y técnica de sus intereses en situaciones de inferioridad, subordinación e indefensión ante cualquier tipo de entidad o institución, pública o privada, en especial las financieras, las de grandes sectores como las telecomunicaciones, el transporte, y la energía o cualquiera que pueda tener relación y afectar a los consumidores, así como el derecho a la reparación de daños y perjuicios sufridos por los usuarios con ocasión de la prestación normal o anormal de los servicios prestados estas entidades. A estos efectos ADICAE impulsará y defenderá prioritaria y principalmente la acción judicial y extrajudicial colectiva como mecanismo más adecuado”.

¿Por qué una acción colectiva?

Lamentablemente, la hemeroteca tiene una primera respuesta para esa pregunta, no ya en forma de titulares sino de simples píldoras: Fórum y Afinsa, Arte y Naturaleza, Cláusulas Suelo, Cláusulas Abusivas, Preferentes, Gastos Hipotecarios, Martinsa-Fadesa, Funnydent, Tarjetas ‘Revolving’, IRPH… Basta acceder al portal de casos colectivos de ADICAE para hacerse una idea de la dimensión y la importancia que en los últimos años ha adquirido la acción colectiva y de cómo ésta se ha convertido en numerosas ocasiones en la herramienta perfecta para defender y hacer efectivos los derechos de millones de usuarios y consumidores, y no sólo de los que se sumaron a estas acciones sino en realidad de todos aquellos que viéndose afectados por los mismos problemas también resultaron finalmente beneficiados de los reconocimientos alcanzados tras la acción colectiva.

Y es que, lamentablemente, cada vez es más frecuente encontrarnos con problemas colectivos de los consumidores en el ámbito financiero. Si hace ya unas décadas, la relación de un cliente con su banco se basaba en una relación muy personal, hoy en día muchos procesos y productos se han automatizado, se han generalizado, y las mismas ofertas y los mismos productos son prácticamente ‘impuestos’ al unísono a un gran número de consumidores. De esta manera es como se han generalizado conflictos como las cláusulas suelo y comisiones abusivas, las preferentes, los gastos hipotecarios, las tarjetas ‘revolving’, el IRPH… Productos y productos que estafan “legalmente” a millones de familias.

Ante todos ellos, los que vinieron y desenmascaramos (cláusulas suelo, preferentes, gastos hipotecarios…), los que están (tarjetas ‘revolving’, IRPH…) y los que vendrán, que a buen seguro seguirán dándose este tipo de casos masivos, ADICAE sigue en su firme convicción de la necesidad de dar una respuesta colectiva a los problemas colectivos como mejor método para defender los derechos de usuarios y consumidores, a los que a su vez hace un llamamiento para salir del letargo ‘individualista’ en búsqueda de soluciones más eficientes y eficaces ante este tipo de problemas. Para esta asociación, el consumidor debe adoptar una posición activa y crítica que se transforme en fuerza colectiva para acabar con los abusos de los sistemas financieros.

Pendientes de la nueva directiva europea

Fieles a este convencimiento, desde ADICAE se reclama la aprobación definitiva de la Directiva del Parlamento Europeo y del Consejo relativa a las Acciones de Representación para la Protección de los Intereses Colectivos de los Consumidores, enmarcada dentro del denominado New Deal for Consumers, en el que esta asociación tuvo una participación directa precisamente centrada en la puesta en valor de las acciones colectivas, tras sus años de experiencia y su prestigio a nivel europeo con respecto a esta herramienta en defensa de los derechos de los consumidores.

La directiva persigue, básicamente, mejorar la eficiencia de estos procedimientos, para los que se da una mayor relevancia a la representación que pueda asumir una asociación como ADICAE, con la reconocida solvencia exigida, en acciones colectivas a nivel judicial. Eliminar costas procesales y poder encabezar desde esta representación las acciones de cesación e indemnización redundarían en optimizar el resultado de este tipo de acciones, hacerlas más eficientes y, por ende, impulsarlas como la herramienta que deben ser.

Líderes en los fraudes, ¿por qué no en resoluciones?

El propio Presidente de ADICAE, Manuel Pardos, hacía una reflexión en voz alta en la introducción del estudio La Defensa Colectiva de los Usuarios de Servicios Financieros al afirmar que “si estamos a la cabeza de los rankings europeos en fraudes masivos a los consumidores, deberíamos estar también a la cabeza en la efectividad de los mecanismos para resolución de estos conflictos, primero extrajudicialmente y después en vía judicial según dispone la normativa europea y española”.

Cláusula sueloEn ese objetivo, ADICAE no ha escatimado esfuerzos en los últimos años, siendo el verdadero estandarte de la defensa colectiva de los derechos de usuarios y consumidores en este país y representando a los mismos en las instituciones europeas en los foros de debate que en torno

a la acción colectiva de los consumidores se han desarrollado. Para ello, “se han dedicado campañas de investigación y todo tipo de actividades prácticas que han llegado a decenas de miles de consumidores y organismos, con el objetivo de avanzar en todos los campos jurídicos y judiciales”.

ADICAE, más activa y cerca que nunca

Al contrario de lo que podría presuponerse, la crisis del coronavirus no ha detenido en ningún momento la actividad de esta asociación y ADICAE ha conseguido mantener vivos los distintos procesos colectivos abiertos en la actualidad, a través de distintas vías telemáticas y para todas aquellas personas que han querido seguir siendo informadas y formar parte de uno de ellos.

Fruto de ese intento de no detener una actividad que consideramos esencial para los consumidores y usuarios, y para no poner en riesgo la seguridad de estos, ADICAE ha puesto además en marcha nuevas vías de comunicación a través del correo electrónico consultas@adicae.net y del Whatsapp 660175964.

Abrir chat
1
💬 Consulta tus dudas de consumo
Hola👋
Si tienes cualquier consulta o duda sobre consumo puedes hacerla por aquí