Desde ADICAE se advierte del interés de la banca por colocar, en esta coyuntura de crisis económica derivada del coronavirus, hipotecas a tipo fijo, mucho más caras para el consumidor que las de a tipo variable.

¿Hipotecas a tipo fijo o a tipo variable? Esa es la pregunta que se hacen muchos usuarios a la hora de contratar un préstamo hipotecario. Y con la crisis sanitaria y económica que ha traído consigo el COVID-19, esa duda se acentúa aún más entre los consumidores, pero no entre las entidades financieras, que siguen apostando por las hipotecas a tipo fijo.

Con el euríbor aún en negativo (-0,147%) y con previsiones de que siga descendiendo, con una media en julio de -0,236%, ADICAE insiste en que la banca sigue engañando al consumidor para que este se decante por la hipoteca a tipo fijo, a pesar de ser más cara para él. Al incrementar las hipotecas a tipo fijo, la banca consigue su cometido: aumentar sus márgenes en situaciones de tipos bajos, privando al consumidor de los beneficios que ello conlleva.

La Asociación destaca que la banca necesita reorientar el mercado hacia las hipotecas a tipo fijo, ya que cerca del 40% de su negocio corresponde a los rendimientos derivados de las hipotecas, convirtiéndose en su principal fuente de beneficios.

Coronavirus como excusa

Con la llegada del coronavirus y la consiguiente crisis de confianza, la banca ha conseguido cambiar la tendencia de los consumidores, quienes hace unos años preferían en su mayoría hipotecas de tipo variable frente a las de tipo fijo. De hecho, según datos del Instituto Nacional de Estadística, el pasado mes de marzo el 53% de las hipotecas se cerraron a tipo fijo, frente al 47% de tipo variable. Hace cuatro años, solo el 10% de las hipotecas eran a tipo fijo.

¿Cómo consigue la banca que los usuarios se decanten por las hipotecas de tipo fijo? Para lograrlo, desde ADICAE se señalan algunas de las medidas, como es el encarecimiento de las de a tipo variable, aplicando un interés fijo durante el primer año de hipoteca, el aumento de los diferenciales o el incremento de la vinculación con la entidad por parte del consumidor.

Aunque la contratación de estos productos asociados a la hipoteca, como la domiciliación de la nómina y de recibos, contratación de tarjetas de crédito, seguros de vida o del hogar o planes de pensiones, no son obligatorios por ley, pueden llegar a ser abusivos, ya que la banca, desde su posición superior y de desequilibrio, trata de presionar al usuario para que los contrate.

Campañas contra IRPH y gastos hipotecarios

Con el fin de evitar abusos y que los derechos de los usuarios no se vean quebrantados por las entidades financieras, ADICAE inició una campaña contra la banca y en defensa de miles de consumidores para reclamar el IRPH y los gastos hipotecarios.

Bajo el lema “¿Vas a perder el tren del IRPH?”, la asociación alerta a los miles de afectados por el índice IRPH para que no firmen los pactos que las entidades puedan ofrecer por considerarlo abusivo e invita a los usuarios a movilizarse para reclamar sus derechos. Este índice se considera engañoso por la dificultad para comprender las fórmulas que lo configuran. De hecho, el consumidor puede llegar a pagar 20.000 euros de más en relación a otro cuya hipoteca se rija por el euríbor.

Con respecto a los gastos hipotecarios, ADICAE entiende que estos son abusivos, por lo que solicita su eliminación y la devolución a todos los consumidores.

Con el título “¿Vas a regalar 1.000 euros a la banca?”, ADICAE hace un llamamiento a todos los hipotecados que sufrieron la aplicación de la cláusula ya declarada abusiva para que reclamen sus derechos y se adhieran a las demandas colectivas presentadas por la asociación.

En este sentido, ya se presentaron demandas colectivas, siendo conscientes de que el consumidor recuperará a la banca una media de al menos 1.000 euros, considerando solo la mitad de los gastos de notaría y gestoría y la totalidad del registro.

Para sumarse a la campaña, ADICAE ha puesto a disposición de los consumidores la plataforma hipotecaconderechos.es, donde pueden informarse sobre sus derechos y reclamar cuando estos se vean comprometidos.

La fuerza colectiva de todos los consumidores puede conseguir doblegar a la banca, ADICAE lo viene consiguiendo durante los últimos 30 años.

Abrir chat
1
💬 Consulta tus dudas de consumo
Hola👋
Si tienes cualquier consulta o duda sobre consumo puedes hacerla por aquí