ADICAE considera el crowdfunding como un sistema de cooperación que permite sacar adelante proyectos que no encuentran financiación tradicional, ya sea bancaria o a través créditos oficiales.

A raíz de la crisis económica de 2008 y la consiguiente falta de acceso a financiación, muchos pequeños ahorradores buscaron alternativas a las fuentes de crédito tradicionales, una de las que más se popularizó fue el crowdfunding.

Crowfunding financiación colectivaExisten varias modalidades de crowdfunding o micromecenazgo, pero la más extendida entre los usuarios es la de donaciones con recompensa. Esta consiste en que un grupo de personas patrocinan una campaña a cambio de obtener el producto que están apoyando económicamente. ADICAE señala que, en este caso, los consumidores no realizan donaciones como tal, sino que pagan de forma anticipada por un bien o servicio que van a recibir en el futuro.

Otra modalidad es el equity crowdfunding, una alternativa de inversión privada que permite a los usuarios de las plataformas de crowdfunding invertir en empresas directamente. ADICAE subraya que, a diferencia del crowdfunding de recompensas o de donaciones, el equity crowdfunding permite a los ahorradores obtener un retorno económico futuro gracias al crecimiento de la empresa. En este caso, suele ser habitual invertir en una empresa en una etapa inicial, a cambio de obtener acciones de esa compañía.

Por último, se encuentra el crowdlending. En esta modalidad, en vez de comprar acciones, se presta dinero a una empresa, proporcionándole una ayuda financiera, a cambio de un interés anual y la devolución del capital prestado.

Conoce al creador del proyecto

ADICAE considera que el crowdfunding, como método de financiación colectiva, democratiza el acceso a la financiación, robando su monopolio a las entidades financieras y sus prioridades e intereses corporativos para dar esa prioridad a los intereses sociales, pero advierte al usuario de posibles riesgos a tener en cuenta, que son importantes saber antes de realizar cualquier aportación.

A pesar de que una gran cantidad de proyectos que se patrocinan a través de crowdfunding puede resultar existosa, ADICAE avisa que cuando alguien participa con donaciones en una campaña, nada asegura 100% que obtendrá un rédito o recompensa. Si el consumidor no recibe el bien o servicio como recompensa, se le devolverá la aportación realizada anteriormente.

Compartir dinero - crowfundingCon respecto a las modalidades de equity crowdfunding o crowdlending, desde la asociación de consumidores se recomienda, antes de participar en la donación, informarse de la persona o grupos de personas que se encuentran detrás del proyecto, asegurándose de que sean fiables, y comprobar en la web de la Asociación Española de Crowdfunding (http://www.spaincrowdfunding.org/) que la plataforma está inscrita para evitar posibles fraudes. La asociación avisa que estas plataformas de crowdfunding suelen quedarse con una parte del dinero total recibido, entre un 5% y un 8% (1% en causas sociales).

Asimismo, ADICAE propone, previo a la inversión, medir la viabilidad del proyecto, si este es realista o no, estimar si la cantidad a donar es proporcionada y evaluar la presencia en redes sociales de los desarrolladores, ya que si un emprendedor no utiliza las redes sociales o no se comunica con sus inversores, la probabilidad de que se trate de una estafa aumenta.

En ocasiones, el ahorrador que participa en un proyecto de crowdlending podrá encontrarse con problemas como retrasos en los pagos, que pueden afectar a los intereses recibidos, y pérdida de la inversión, ya que algunas empresas pueden demorar el pago de las cuotas y más adelante regularizar, pero otras pueden dejar de pagar y perder las cuotas pendientes.

Limita el riesgo

Todas las inversiones tienen un riesgo, por ello ADICAE insta a los usuarios a no caer en el sobreendeudamiento, poniendo en riesgo los ahorros familiares. Además, invita a invertir solamente en aquello que se conoce, en negocios que el consumidor entiende, porque así tendrá una cierta opinión sobre la viabilidad del proyecto.

Desgrava en tu declaración

ADICAE recuerda que el usuario que ha participado con sus ahorros en un proyecto de crowdfunding puede obtener deducciones fiscales en su declaración de la renta del 20% sobre la cantidad invertida.

Para ello, la empresa en la que ha invertido el consumidor debe tener menos de tres años y el usuario debe pagar impuestos del IRPF del trabajo en España y mantener la inversión durante al menos tres años. Las deducciones no superarán el límite de los 10.000 euros por año.

Invertir en plataformas seguras

ADICAE recuerda a los usuarios comprobar que las plataformas aceptan métodos de pago seguros como Paypal y tarjetas y que cumplen con los requisitos de una web segura, es decir, que la URL de la web empieza por https:// y junto a ella aparece un candado.

La asociación recomienda a los pequeños ahorradores tener en cuenta la opción del crowdfunding, ya que por un lado, apoya proyectos con financiación más ventajosa que los créditos ofrecidos por las entidades financieras, y, por otro, promueve la colaboración para alcanzar objetivos comunes, tanto sociales como empresariales, en línea con la actual sociedad 2.0.

Abrir chat
1
💬 Consulta tus dudas de consumo
Hola👋
Si tienes cualquier consulta o duda sobre consumo puedes hacerla por aquí