Desde hace unos meses, los bancos han ido incrementando las comisiones que cobran a los clientes o endurecido los requisitos para poder evitarlas. Algunas llevan meses aplicándose, otras han empezado este mes y otras están previstas para antes del verano. La banca utiliza la excusa de la crisis económica provocada por el covid-19 y la supuesta baja de rentabilidad para justificar estas comisiones, a pesar de que realmente las utilizan para saldar deudas o para aumentar su riqueza.

Los clientes de los bancos tienen domiciliados sus ingresos (las nóminas o las pensiones) y, en muchas ocasiones, también sus principales recibos. Además, algunas veces los consumidores adquieren otros servicios o productos de las entidades bancarias de forma “obligada”, para no tener que pagar las comisiones bancarias impuestas por la entidad.

Los bancos están utilizando la crisis económica provocada por el coronavirus para justificar el incremento del precio de las comisiones y el endurecimiento de los requisitos que debe cumplir el consumidor para evitar su pago. ADICAE lamenta que los bancos se aprovechen de los consumidores para conseguir una cantidad de dinero que utilizan para saldar deudas o para incrementar su riqueza.

Nuevas comisiones bancarias

CaixaBank aplicará una comisión de 240 euros anuales, la misma cifra que Santander. Sabadell cobrará 200 euros, Bankia 168, Abanca 100, Unicaja 84 (que serán 120 a partir de marzo) y Bankinter 45. BBVA, por su parte cobrará 100 euros por el mantenimiento de la cuenta y desde este año cobra 2 euros por sacar dinero en ventanilla, el mismo importe que cobra Caixabank.

Estas son las nuevas comisiones que pueden llegar a cobrar los bancos a los usuarios que no cumplan con los requisitos estipulados por la entidad bancaria para evitarlas. Asimismo, entidades bancarias como CaixaBank, Santander o BBVA cobran entre 20 y 40 euros por el mantenimiento de las tarjetas de débito y crédito a los clientes que no cumplan con los requisitos estipulados.

Además, diferentes bancos están empezando a cobrar comisiones por los depósitos. BBVA ha sido el primero en aplicarlo, al cobrar una comisión del 0,025% mensual por el mantenimiento de depósitos superiores a los 100.000 euros. ING cobrará en abril 10 euros al mes a los clientes que tengan un saldo igual o superior a 30.000 euros en una de sus cuentas y no tengan sus ingresos domiciliados en el bancos.

Endurecimiento de las condiciones

También han optado por endurecer las condiciones para mantener la gratuidad de la cuenta. Ya no vale con domiciliar la nómina, algunos recibos y hacer ciertas compras al mes con una tarjeta de débito. Ahora están obligando a los usuarios a contratar otros productos con la entidad bancaria, como Santander, con el que debes contratar algún producto de ahorro, financiación o protección.

Bankia pide a los clientes que decidan entre realizar un par de compras al mes con la tarjeta de crédito, tener un seguro contratado o mantener más de 30.000 euros en productos de inversión, y Sabadell entre contratar un seguro, un autorenting o disponer de 10.000 euros en productos de inversión. Por su parte, BBVA pide realizar 7 movimientos con la tarjeta de crédito (antes de débito) en un plazo de 4 meses.

Finalmente, CaixaBank solicita o tener domiciliados ingresos superiores a 600 euros, o una pensión de 300 euros o una posición de más de 20.000 euros en fondos de inversión, carteras de fondos o seguros de ahorro, así como domiciliar tres recibos o realizar tres compras con tarjeta al trimestre. Esta última condición la pide también Bankinter a sus clientes.

Reivindicación de ADICAE

La Asociación cree que las entidades financieras quieren seguir ganando dinero a costa de los consumidores. ADICAE ya comprobó que, en 2019, los principales bancos españoles ingresaron 22.409 millones de euros en comisiones, un 2,81% más que en el año anterior, y en esta ocasión quieren seguir aumentando la cifra.

Para ADICAE, el desorden general que existe en la aplicación de las comisiones bancarias está generando un enorme malestar entre los consumidores. Por ello, reclama control y una regulación efectiva para evitar que las entidades pacten subidas de comisiones para cualquier tipo de movimiento bancario.

En este sentido, es posible hacer una gestión en línea de estos movimientos, algo que ahorra grandes cantidades de dinero de los bancos y por lo que ADICAE apuesta siempre que se cuente con una buena alfabetización digital. En este sentido, la banca debería costear los proyectos que las asociaciones llevan a cabo al respecto al haber sido la responsable de la digitalización financiera.

Cuentas básicas

Por otro lado, ADICAE recuerda que existen las cuentas de pago básicas, que permiten hacer operaciones básicas por los usuarios con comisiones limitadas. En concreto, se ha fijado un límite máximo de 3 euros mensuales. Además, estas cuentas son gratuitas para las personas en situación de vulnerabilidad o riesgo de exclusión financiera.

En este sentido, la Asociación lleva tiempo pidiendo que se extiendan los supuestos de vulnerabilidad para que sean más los consumidores los que se puedan beneficiar de las ventajas de la gratuidad. Las condiciones que ponen para acceder a las cuentas de pago básicas, según considera ADICAE, podrían producir exclusión financiera.

Comisiones bancarias «injustificadas»

Recientemente, el Ministerio de Consumo y las comunidades autónomas han acordado un criterio único para considerar «injustificado» que una entidad bancaria modifique de forma unilateral las condiciones de un contrato para cobrar comisiones si en la oferta comercial se indicaba que el servicio no tenía gastos.

Así, todas las ofertas comerciales que incluyan palabras como «sin gastos» o «cero comisiones» no pueden ser modificadas por la entidad bancaria para cobrar comisiones. Para poder modificar las condiciones de forma unilateral debería recoger esa posibilidad el contrato, además la entidad debe justificar una razón válida para realizar cambios en ese contrato.

Consejos de ADICAE

ADICAE aconseja a los consumidores examinar las comisiones que les han cobrado por si algunas se han cobrado de manera irregular y reclamar su devolución. Asimismo, recuerda que el banco deberá comunicar la aplicación o modificación de una nueva comisión con dos meses de antelación, en ningún caso podrán aplicar una tarifa que no han comunicado a los usuarios.

Para cualquier consulta o para informar de que no se ha respetado este plazo o que las comisiones se han cobrado de forma indebida, se puede contactar con ADICAE a través de los distintos canales: vía WhatsApp al número 660 175 964 o vía correo electrónico consultas@adicae.net.

Para evitar pagar las comisiones es necesario cumplir con los requisitos que imponen las entidades bancarias, pero, ADICAE recuerda que esta no es la única opción. Los usuarios que consideren que las comisiones son muy altas o que los requisitos para poder evitar pagarlas son difíciles de cumplir, pueden hacer lo siguiente:

  • Buscar otra cuenta dentro del mismo banco que no cobre comisiones. Normalmente estas cuentas bancarias son digitales
  • Cambiarse a otro banco que disponga de una cuenta sin comisiones, o que sean más bajas o cuyos requisitos para evitar su pago sean más asumibles
  • Abrir una cuenta en la banca online, que suele ofrecer cuentas sin comisiones y sin vinculación
Abrir chat
1
💬 Consulta tus dudas de consumo
Hola👋
Si tienes cualquier consulta o duda sobre consumo puedes hacerla por aquí