Desde hace varios años los bancos españoles intentan desesperadamente atraer a los clientes a hipotecas a tipo fijo. Campañas publicitarias, tipos medios que parecen ir en descenso, ofertas específicas… Pese a que el índice de referencia para las hipotecas a tipo variable, el Euríbor, se mantiene en negativo y todo apunta a que continuará así durante algún tiempo, la banca sigue intentando hacer negocio con unas hipotecas con intereses fijos aún cercanos al 2%.

El presidente de ADICAE, Manuel Pardos, ha recordado que desde la asociación “siempre hemos creído que el tipo variable, salvo excepciones, es más recomendable porque expresa mejor el precio del dinero”. El tipo variable, explicaba Pardos, puede reflejar mejor la situación económica de la sociedad, y por tanto, de los consumidores, permitiendo que en momentos de crisis como la actual, los usuarios se beneficien de mejores condiciones gracias al bajo nivel en el que se encuentra el Euríbor.

«Siempre hemos creído que el tipo variable, salvo excepciones, es más recomendable porque expresa mejor el precio del dinero»

Dada la dificultad que presenta a día de hoy para los bancos seguir haciendo negocio con las hipotecas, muchos han orientado su atención a los productos complementarios, o lo que viene a ser un eufemismo para ofrecer productos vinculados, prohibidos expresamente por ley. Y es que, según un estudio del Consejo General de Mediadores, hasta el el 84% de los usuarios de banco reconoció haber recibido la posibilidad de contratar un seguro (de vida u hogar) asociado a la hipoteca, de ese porcentaje, el 59% admite que la contratación de un seguro fue condición necesaria para formalizar la firma del préstamo.

Una situación que, en primer lugar es contraria a la ley y en segundo lugar demuestra la mala práctica de los bancos aprovechándose de la inexperiencia de los clientes para incluirles productos vinculados sin ofrecerles toda la información correspondiente, como la posibilidad de poder contratarlos de manera independiente o presentándolos como condiciones indispensables. Al final, se trata de seguir aumentando unos beneficios que ya en seis meses de 2021 superan los 7.000 millones de euros y confirman la buena salud de un sector que factura más que en los años precrisis

El encarecimiento de la hipoteca por los productos asociados

“Cualquier producto vinculado está prohibido por la nueva ley, pero la banca se las ha arreglado para encarecer la hipoteca con paquetes de productos”, ha explicado el presidente de ADICAE, que incluso llega a cifrar ese encarecimiento provocado por la presencia de productos asociados, como seguros de vida o de vivienda, “en 40.000 o 50.000 euros”.

Una de las principales recomendaciones a la hora de contratar una hipoteca, y en general cualquier producto financiero, es comparar las distintas ofertas para encontrar la que más se acomode a los intereses del consumidor. Sin embargo, según el Consejo General de Mediadores, los españoles consultan una media de 2,1 bancos antes de firmar una hipoteca. Una cifra excesivamente corta cuando se va a afrontar el que para muchos usuarios será la mayor operación de compra de toda su vida.

En este sentido, Pardos advierte que los consumidores que se aventuran a firmar una hipoteca “se enfrentan a comerciales profesionales, que llevan años vendiendo este tipo de productos” lo que, en muchas ocasiones, unido a la inexperiencia de los usuarios, les lleva a iniciar “el mayor negocio de su vida” sin la información y el asesoramiento recomendable. Por ello, insiste en la labor que asociaciones como ADICAE realizan a la hora de orientar y acompañar a los consumidores tanto antes como después de establecer acuerdos con las entidades bancarias para garantizar en todo momento que se respetan sus derechos y cuentan con toda la información necesaria para actuar de la manera que mejor convenga a su intereses.

Abrir chat
1
💬 Consulta tus dudas de consumo
Hola👋
Si tienes cualquier consulta o duda sobre consumo puedes hacerla por aquí